El Primer cómic donde apareció Spiderman se vendió por una millonada

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Spiderman es una figura emblemática que por excelencia representa al tan conocido mundo de Marvel. Pero esto no siempre fue así, Spiderman no aterrizó directamente en el mundo de Marvel ni fue conocido dentro de este hasta que el 10 de Agosto de 1962. Hoy te cuento todo lo que quieres saber sobre el primer comic de Spiderman.

Primera aparición de Spiderman en un cómic

¿Cuándo apareció por primera vez Spiderman en un comic?

Stan Lee, el famoso creador de Spiderman, X-Men, Los 4 Fantásticos o Thor entre otros muchos se dispuso junto al ilustrador Steve Ditko, a crear un personaje apartado totalmente del clásico estereotipo de superhéroe, un chico joven, poco musculoso, con una vida corriente y obligaciones propias de un adolescente que en cierto modo le recordaba a Stan Lee su juventud. 

Sin embargo, a Spiderman no se lo pusieron fácil para aparecer en los cómics. Stan Lee, una vez decidido el personaje y seguro de publicarlo, se dirigió a su jefe para presentarle la idea, pero esta por desgracia y sorpresa de Lee fue fatídicamente rechazada. 

Para mostrar compasión, le ofrecieron la oportunidad de llevar a Spidey a los cómics para aparecer una única vez en una serie que estaba de capa caída. Y fue así como el primer cómic de Spiderman apareció en el “número 15 de Amazing Fantasy”. Uno de los cómics más importantes y exitosos de la historia de Marvel, tanto que en encuestas donde se pregunta por el mejor cómic leído se sigue escogiendo este como el primero de todos.

Como hemos dicho anteriormente, Spiderman fue el primer personaje adolescente en aparecer en “Amazing Adult Fantasy”, por tanto, lo que se trató de relatar fue precisamente la vida e historia de esta figura adolescente, Peter Parker. 

El primer Spiderman

Nos presentan a este gran superhéroe como un adolescente empollón, que es marginado y apartado por los suyos cuando un buen día, preso de la picadura de una araña que había sido testada mediante pruebas radioactivas, su vida cambia para siempre al empezar a experimentar poco después una serie de capacidades sobrenaturales que son muy características de este superhéroe. Trepar por las paredes, sentido híper agudizado para detectar al momento cualquier peligro y reflejos de lince.

Puede que algunos penséis que nos hemos olvidado mencionar algo mucho más importante, y son las famosas telarañas que lanza, pero en este número a diferencia de las películas del 2000, Peter Parker no lanza telarañas por sus muñecas como si de una mutación se tratase, sino que lo hace con unos lanza-telarañas que él mismo confecciona en su casa. Recordad que es todo un cerebrito. 

Desde entonces Spiderman no ha parado de aparecer en cómics, camisetas, grandes pantallas, juguetes y todo tipo de lugares. Se podría decir que, entre la ayuda de ambos, Spiderman y Stan Lee pudieron alcanzar la fama. Por eso no es de extrañar que Lee aparezca en muchas de sus películas ofreciendo una cálida presencia en pantalla.

El precio del primer comic de Spiderman 

El precio del primer cómic de Spiderman alcanza los 3.6 millones de dólares en una subasta.

No es extraño que existan fans de Spiderman desde temprana edad, la figura de un héroe enmascarado, joven, ágil y divertido recluta la atención de casi cualquier adolescente al que le gusten los superhéroes. Y por eso es justamente un superhéroe que despierta gran emoción en todos aquellos que desde 1962 lo vieron aparecer en sus cómics. 

Tanto es así que un buen colectivo de fans de Spiderman aclama y predican por el primer comic donde Spiderman debutó su primera aparición. Así que, si tienes comics de Spiderman, no dudes en conservarlos, quien sabe si en un futuro estos podrían llevarte a ser rico, y no, no estamos exagerando. El primer cómic de Spiderman se subasta nada más ni nada menos que por 3,6 millones de dólares, superando a la primera aparición de Superman, que se subastó por 3,25 millones.

Este se vendió el jueves día 7 de Septiembre de 2021 en la casa Heritage con una calificación CGC de 9,8 a 10:

“El exterior no debe tener pliegues. La cubierta no debe tener decoloración, como nuevos. El cómic debe ser plano y no rodar o tener curvas. La columna vertebral debe estar recta, sin balanceo. Grapas aparentemente nuevas y sin oxido.”

“Interior: No deben existir roturas o cortes. El color debe ser brillante sin decoloración o desvanecimiento. No debe haber manchas o marcas.”

Por tanto, el cómic se encuentra en un estado de conservación perfecto. Pero eso no es lo mejor, sino que, además, en el mundo existen otras 3 copias exactas con el mismo nivel de perfección.

Hay que puntualizar que el precio de la subasta de este cómic no se debe en sí a su antigüedad, comics como los de Superman de los años 30 se vendieron también a precios desorbitados por esta razón cronológica. Pero en el caso de Spiderman, se diferencia más por una razón ontológica, el origen del personaje que capta mucho más la atención de sus lectores. Las fechas son secundarias, las primeras apariciones denotan mayor importancia para cualquier personaje de cómic.  

Así que ya sabéis, si estáis pensando en lanzar algún cómic a la basura, aseguraos de no estar deshaciéndoos de una reliquia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *